te llamé…

pero ya estabas dormido, eso quiero pensar por que me contestó tu buzón.

Puedo decirte (no sin algo de trabajo gracias a mi tonto complejo de super-woman y mis altos niveles de sobre-y-auto-exigencia) que últimamente las cosas no han sido fáciles, o al menos no para mí. Que me cuesta mucho trabajo hacer malabares emocionales y partirme en mil cachitos, y atender todas las cosas que tengo que hacer, y aunque reniegue mucho y no parezca o no lo demuestre, me doy cuenta que el esfuerzo no lo hago solo yo, sé que tu también luchas conmigo, y reconozco el gran apoyo que eres para mi. Hoy más que nunca quisiera estar ahí junto a ti, durmiendo contigo, con hombre de mi vida y de mis sueños…

-inserte aquí un título-

Esta ha sido una de las semanas mas largas de la histeria.

Entregué todas mis tareas, aunque debo libros en la biblioteca. No avancé mucho con la tesis y por lo tanto mi asesora me llamó la atención por que no avanzo con el proyecto (tengo hasta el lunes para entregar todo lo atrasado).
La situación en la oficina se volvió insostenible esta semana: Me regañaron por pensar.
Se me dio la instrucción de ignorar mi opinión profesional (que a mi juicio es la parte más grave de todas) y esto y un sinfín de detallitos (como que no pueda utilizar el color negro por que *se asocia con el día de muertos* o un sermón sobre la identidad de la Universidad *que entre otras cosas es una de mis sub-áreas de especialización* o hasta lo más básico y que el karma me perdone que el newboss *diga haiga*) me vi en la necesidad de decirle no quiero trabajar más en la página web y que quiero regresar a mi puesto y área de secretaria.
Ahora a ver con que chingadera me sale por que estoy segura que no me dejará irme así como así.

Vamos a hacer de cuenta que hoy no es 14 de febrero

entonces pues, estoy escribiendo desde la “nueva” oficina… son las 10:21 y no ha llegado naiden. El NewBoss me había encargado algunas cosillas, pero no encontré los archivos originales, para poder montar las tipografías, llamé a la oficina de los desarrolladores del proyecto, y no me dijeron de donde sacar los machotes, en cambio prometieron mandarme los archivos ya terminados, así es que he estado bastante relajada desde hace un poco menos de dos horas.

¡Estoy bien pinche aburrida! digo, tengo muchas cosas que hacer, pero aquí no puedo y tengo unas ganas desesperadas de poderme ir ya a la escuela, y tratar de encontrar un poco de paz en la biblioteca, para planear con alevosía y ventaja mi pre-proyecto de tesis (que debo entregarsss mañana, al menos en la propuesta de trabajo libre).

He descubierto que desde esta compu tengo acceso a la mayoría de las bibliotecas de i-tunes del centro… y ¡No mamar! ¡Hay cada joyita! Lástima que no me las pueda robar. Hoy sé que alguien llamado Álvaro tiene la discografía completa de José-José. Al menos por música no me puedo quejar.

Me estoy helando. Este lugar es una nevera, o bueno a lo mejor es que yo no aguanto para nada el frío, pero bueno me marcho llegó mi jefe…

Adicta al nestea…

Ah el título nada que ver. Bueno sí pero poquito.  Ahorita estoy tomándome uno de 600 ml. Debería estar repasando la clase que voy a dar… pero no tengo ganas. No tengo ganas de nada que no sea estar en mi cama… nada más distante de la realidad. Llegué bien temprano al trabajo (para poder salir temprano) pero la oficina estaba cerrada. Nadie llega antes de las 9, así que me vine al laboratorio a hacer nada… bueno, mi plan era dormir, pero aquí hay practica de inmuno y son como pinche mil alumnos haciendo ruido.

Me siento muy desganada, supongo que se nota…

Cansancio extremo…

suena como mucho, pero no se compara con lo que está sufriendo mi cerebro.

Felizmente encontré las llaves dentro de mi bolsa… después de tres días de búsqueda… no se ni que pensar.

Mi computadora está crasheando, no tengo ni puta idea de qué le pasa, en bloglines, no despliega los feeds, acá en WP no me muestra los iconos para editar texto, tarda años en cargar una pagina, y del soulseek mejor ni hablamos por que me deprimo más. ¿Ustedes pueden ver las imágenes del blog?

Me han arrancado del Laboratorio donde he trabajado todos mis años de universitaria. Siempre pensé que pasar “oficialmente” al área de diseño sería exitantísimo, pero no, ha estado cargado de lágrimas, y digo ¿A quién diablos le gusta ejercer su profesión con un sueldo de secretaria?
A mi no, pero que le vamos a hacer.

¿Quién rayos es capaz de trabajar (de lunes a sábado de 9 a 3) y estudiar al mismo tiempo una maestría con excelencia del padrón nacional de posgrados y carga de materias completa?

Yo señores. O al menos lo voy a intentar. A ver si sobrevivo.