Miscelanea…

64 cosas que puede que no supieras de Paulina 

  1. Soy Tauro, y encajo perfecto en el perfil.
  2. Amo el helado con coca-cola-Light
  3. Estoy enamorada de mi perro
  4. Antes de estudiar diseño estudié una carrera técnica en citología e histología
  5. Tengo una fijación con los estampados de leopardo
  6. Me gustan las cumbias
  7. Detesto la pepsi
  8. Soy muy cariñosa
  9. Mi color favorito es el morado
  10. Me gusta fantasear con gente que no conozco…
  11. Soy fan from hell de Heroes y Grey´s Anatomy
  12. Mi infancia temprana transcurrió entre canciones de Mocedades, Abba y Mireille Mathieu (tal vez gracias a eso soy trilingüe)
  13. Hablo francés desde los 5 años y una sola vez he estado en Francia.
  14. Mi primera borrachera fue, precisamente en dicho país.
  15. Tengo tres piercings aparte de los dos que me hicieron al nacer
  16. De no ser diseñadora me gustaría ser  cantante… o chef…
  17. Mi Ascendente zodiacal es sagitario
  18. Los cactos y las suculentas son una de mis pasiones
  19. Me encanta el pay de queso de Mc. Donald’s
  20. Odio el reggaetón
  21. Fui adicta al puyo puyo
  22. Uno de los placeres más grandes que conozco, es dormir junto a tu pareja.
  23. Soy impuntual (en rehabilitación)
  24. Siempre que puedo ando descalza
  25. Soy muy friolenta
  26. Deseo con todo mi corazón tener una tina de baño en casa
  27. Mi primer concierto fue del Gran Silencio
  28. No como azúcar (y no, no soy diabética, sólo no como azúcar)
  29. Reprobé dos veces el examen de manejo, hasta la tercera obtuve mi licencia
  30. Tuve entre los dos incisivos frontales superiores, un diente extra…
  31. Mi primer beso francés fue en la prepa a los 15, afuera del laboratorio de biología y antes de un examen de historia…
  32. El día que cumplí un año de edad, la sola canción que se escuchó en la tornamesa fue “osito panda” de Yuri
  33. El único extraordinario de mi vida, fue de matemáticas en 1° de prepa.
  34. Hasta hace poco no usaba calcetines
  35. Al día de hoy he asistido a terapia con 5 psicólogos distintos
  36. No me gusta la cebolla cruda
  37. Soy blogger desde el 2003
  38. Tengo la colección completa de mangas de Candy-Candy
  39. En la prepa me llamaban “Sailor Hippie Moon”
  40. Cuando era niña, me escondían los libros porque no hacía más que leer
  41. Una vez me mordió un tigre en una sesión fotográfica… lamentablemente la cicatriz desapareció y no la puedo presumir.
  42. Extraño mucho a Virginia
  43. Tengo una cicatriz muy discreta en el labio, del lado derecho, me la hice con una cuchara: tenía dos años y quería comer gelatina de uva.
  44. Colecciono corazones que se puedan colgar en la pared.
  45. Por mucho tiempo mi nick fue “Miaka Chantilly”
  46. Fui parte del e  quipo olímpico de lengua española de mi preparatoria
  47. Hice cosplay en 1998
  48. Fui fan de She-Ra… tenía el castillo de cristal y todo el pedo
  49. La primera novela que recuerdo haber leído, completa y de jalón fue las aventuras de Tom Sawyer.
  50. Me encantan los hombres con buena ortografía
  51. Durante mi educación, nunca pude llevar un cuaderno en orden (y es cosa que todavía no puedo)
  52. Siempre he querido tener un gato, pero mi papá los odia.
  53. Para compensar lo anterior, tengo 4 perros  (Nuit, Neige, Naif y Huesos)
  54. Cuando recogí a Huesos, mi estado emocional era directamente proporcional a su estado físico.
  55. Soy hija primogénita de padres primogénitos
  56. Mis padres son médicos y mis abuelos también
  57. Mucho tiempo coleccioné vacas, llegué a tener 365 vacas en todos los modelos, presentaciones y materiales que puedan imaginarse. Todas murieron lamentablemente en un incendio en el 2004
  58. En aquel incendio también murieron una gran cantidad de mangas, cartas, libros de ilustración y demás geekeses propias de un otaku.
  59. He jugado todos los videojuegos de the legend of Zelda
  60. El primer juego de video que terminé fue Castlevania II Simon’s Quest allá por 1989
  61. Si tuviera dinero, sería una compradora compulsiva.
  62. Fui criada por mi abuela materna. Probablemente a su beateria debo mi ateísmo
  63. Mi seno izquierdo es màs grande que el derecho.
  64. Hasta hace poco era alérgica a la manzana (y al kiwi y al durazno y a las peras y las ciruelas

*********************************

Alcanzaba a ver todo, o casi: ella caminaba con aire ufano, como la estrella que alguna vez fue, antes de que el gobierno descubriera sus nexos con el partido comunista.

Afuera de la galería, el viento azotaba contra los ventanales y diminutas gotas formaban texturas escurridizas sobre los cristales. Sobre el murmullo de la brisa, sus ojos, por un instante fugaz se encontraron con los míos. Una pálida sonrisa, recuerdo de aquellos días de gloria, se dibujó sobre sus labios.

 

  **********************************************

 

Tengo mil posts empezados y no termino ninguno. Mi cabeza està funcionando màs o menos de esa forma… empiezo con un a idea que se conecta con otra y otra y otra y no termino ninguna, cuando hablo o platico, pasa parecido. Es como si mi cerebro estuviera en constante proceso de  desfragmentación constante.

En la oficina… bueno, las cosas andan bien raras y tensas y sin mucho trabajo, es como si estuviéramos en la Alemania fascista. Creo que ya lo habùa encionado antes, en fechas recientes no hay mucho que hacer, y me la paso haciendo nada (Facebook, Hi5, Twitter, Blogs). y me he encontrado gente uff… de la que no creí volver a saber… de repente en un pequeño espacio virtual nuestros mundos tan distintos convergen. “Sincronía” diría mi psicóloga.

De ánimo las cosas van bien…  muy bien, estoy tranquila, contenta, relajada. De no ser por el viaje a Querétaro todo sería perfecto: mañana al medio día partimos en caravana “diseñil” mis alumnos, el profe Agustín y yo a unas conferencias/talleres. Y bueno, no es que yo desprecie las conferencias y eso, pero sí es muy cansado, ir en onda nanny.

¿Alguna vez han sentido que son un cúmulo de estrellas? yo sí, y es genial.

Nos vemos por acá el lunes que viene.

Lunes de nuevo…

y como si fuera viernes: tengo muuuuuucho sueño.

Quiero viajar y viajar, ir al cine y ver muchas películas, salir en la bici y pasear por ahí con huesos, tomar muchas fotos, ir a tomar café con mis amigas, pasar largas horas en la hacienda, leer hasta las tres de la mañana y despertar sin sueño para venir a trabajar… en general disfrutar cada segundo que pueda.

Hoy no hice gran cosa de la oficina en la oficina, sencillamente porque no hay que hacer. Sin embargo flickerié, twitterié, estuve en el msn… salí dos veces a la cafetería y en cada vuelta me encontré a excompañeros de la prepa y de repente me sentí bien nostálgica… en la prepa me aferraba hasta con los dientes para hacer las cosas que quería hacer, y eso que en aquellos entonces mis papás no me dejaban salir ni a la esquina. Igual me las arreglaba. Salía, conocía, tomaba fotos… iba al tianguis y a las exposiciones de anime/manga, hice cosplay estando gorda (y no, no fue tan infame): era libre y no lo sabía.

Con los años he ido agarrando, no sé como llamarle… amargura, flojera, apatía, desinterés (depresión que le llaman)… y en eso es en lo que trabajo todos los días dentro de mí. En volver a encontrar el sentido de hacer las cosas por hacerlas, sin lamentarme de todo y de nada -y poderme reír de que mis amigas me pregunten si todavía vivo con mis papás y contestar, “sí es la onda” mientras pienso “claro que vivo con mis papás: me encanta, aunque reniegue. Y a ti también te encantaba boba, pero te embarazaste y te casaron {¡y te dejaste casar!}”-.

Y es que es muy fácil quejarse y sufrir. Alegar que ya no soy una niña -pero a veces me tratan como una-, que envejecí rápido, que me gustaría ser menos apasionada, sentir menos para vivir más, pedir que me arranquen el corazón pa no llorar, bla bla bla… puras patrañas, me encanta ser y estar (gracias infinitas duloxetina).

Soy muy feliz.

not the same…

Desperté (si es que se puede decir que dormí) con la panza, la garganta y el corazón hechos nudo. ¿Alguna vez han sentido ganas de regresar el tiempo y borrar todas las palabras dichas? me imagino que sí… pero a mí no me había pasado antes. Lo más terrible es que da lo mismo si pasa o no… si te arrepientes o no, si quieres cambiar las cosas o dejarlas pasar. No se puede, y eso señores me parte el alma.

Espero curarme de ti

Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad.

¿Te parece bien que te quiera nada más una semana? No es mucho, ni es poco, es bastante. En una semana se puede reunir todas las palabras de amor que se han pronunciado sobre la tierra y se les puede prender fuego. Te voy a calentar con esa hoguera del amor quemado. Y también el silencio. Porque las mejores palabras del amor están entre dos gentes que no se dicen nada.

Hay que quemar también ese otro lenguaje lateral y subversivo del que ama. (Tú sabes cómo te digo que te quiero cuando digo: «qué calor hace», «dame agua», «¿sabes manejar?», «se hizo de noche»… Entre las gentes, a un lado de tus gentes y las mías, te he dicho «ya es tarde», y tú sabías que decía «te quiero»).

Una semana más para reunir todo el amor del tiempo. Para dártelo. Para que hagas con él lo que quieras: guardarlo, acariciarlo, tirarlo a la basura. No sirve, es cierto. Sólo quiero una semana para entender las cosas. Porque esto es muy parecido a estar saliendo de un manicomio para entrar a un panteón.

Jaime Sabines

Viva viva, este blog cumple 4 años en línea ¿a quién diablos le importa?

Del concierto de Héroes del Silencio

El viaje al DF fue genial, el camión cómodo, la compañía excelente… la estancia en el DF sin contratiempos…

Conocí a Paranoideo, Elsa, Cupto y a Semidios, y siempre es un placer ver a Sol y a TT…

El concierto fue muy bueno, yo tenía demasiadas expectativas ¿obvio no? más de 10 años de emociones acumuladas… pues se espera mucho… mucho…
Llegamos tarde al Foro Sol (para no variar) y por fin alcanzamos la entrada (dónde checan el boleto) cuando comenzaba El estanque.  Cuando por fin reaccioné (acomodada para disfrutar) ya tocaban Deshacer el mundo

De mis favoritas… no falto ninguna, Mar Adentro, Sirena Varada, Opio (casi me muero), de plano perdì la conciencia con Apuesta por el Rock and Roll y casi hasta el final tocaron Tesoro. Y con eso fui muy feliz.

El espectáculo estuvo bastante bueno (considerando lo que esperaba) muy emocionante,  para todos los gustos, tal vez, de haber ido sola lo habría disfrutado más, pero había presencias y ausencias muy fuertes, demasiados sentimientos…

Parte de todas esas emociones del viaje, del concierto, del re-encuentro con mis amores pasados, estar frente de lo que puede ser mi futuro… todo eso, tiene que decantarse, y acomodarse… y para eso no hay nada como el tiempo.

y para los que han llegado al blog buscándolas :D click aquí para ver las fotos del concierto

Pues que vuelvo…

yo pensé que no volvería a teclear en este espacio… pero volví.

y vuelvo bien, y contenta, y ganosa y feliz (además de que me cansé de escribir con seudónimos).

Es maravilloso lo que una actitud positiva, buena terapia, buen medicamento y buena compañía pueden hacer. Fueron unas buenas vacaciones, en las que he hecho un poco de todo, me di de baja de la maestría (al menos de forma temporal) retomé buenos hábitos, dejé muchos vicios (y adquirí nuevos) y muchas más cosas…

Mañana en la noche marcho al DF a ver a los Héroes del Silencio y completar la aventura que comenzó hace más de 10 años. Hay muchos planes por ahí, aunque no bien aterrizados, entre ellos desayuno en el Samborn’s de los azulejos, caminata por Coyoacán, café con T-T, Duveth y Tuza, y una reunión por el cumpleaños de Sachi y Cupto… y no creo que el tiempo de para más (bueno, igual y el domingo por la mañana está libre)

¡Waaa! ¡que emoción!