Ya se acabó el día pi…

y no escribí nada interesante

suelta el listón de tu pelo—-> Quiero bailar…

kwii kwiii —-> y saltar

ZZZzzzZZZ —-> y dormir

Zacarrácatelas —> y no moverme

Yummmy —–> y comer helado de chocolate

y… y… y… y…  (sic)

este es un post-conceptual performance

WooooooooooooOOOOooOOoooOOO

10 thoughts on “Ya se acabó el día pi…

  1. Oye Pau .. si tu pones el auto yo pongo las nieves de chocolate …. te prometo que seran las mas deliciosas del mundo …

    :)

    (ok, sin exagerar, te prometo que te van a gustar)

  2. Pau no sé, pero yo sí, y es muy peligroso.

    Hace un chingo de tiempo, cuando yo no sólo era joven e indocumentado sino que ni siquiera sabía que era joven e indocumentado, tenía una amiga con la que hacíamos no travesuras, sino investigaciones. Eso lo digo ahora con la ventaja que me otorga el tiempo, pero de no ser por el afán inquisitivo que nos caracterizaba cualquiera diría que éramos un montón de niñatos tan comunes y corrientes como un catarro en invierno.

    La amiga en cuestión, a quien llamaré por el nombre genérico de Lupita, tenía una hermana mayor, a quien llamaré por el nombre genérico de María. Lupita había escuchado decir que su hermana estaba de novia con un tipo, a quien llamaremos por el nombre genérico de Pepe, y tenía curiosidad por conocer lo que era eso de ser novios. Como Lupita y yo fuéramos vecinos, un día nos escondimos detrás de las ventanas que estaban en la sala de su casa a espiar a María y a Pepe para averiguar qué era eso de ser novios. En ningún momento se nos ocurrió preguntarle a alguien mayor.

    La cosa es que estábamos escondidos detrás de la ventana cuando María y Pepe llegaron. Como no hubiera nadie en casa, pues la mamá de Lupita y María fuera de compras con el padre de familia, María y Pepe se metieron a la sala, y se pusieron a platicar. Pero al poco rato María dió señales de estar enferma, porque la cara se le puso roja, hacía gestos como que no podía respirar y trataba de aspirar el aire a bocanadas. Pepe debió pensar lo mismo porque le metió una mano dentro de la blusa para sentirle el corazón, pero al parecer tenia problemas para encontrárselo y tuvo que usar las dos manos.

    Ahora creo que debía ser una especie de reacción alérgica a la ropa, porque ambos terminaron lanzando todo detrás del sillón de la sala. Era evidente que la falta de ropa les ocasionó un bajón de temperatura porque Pepe trató de meter la mano derecha entre las piernas de María y la izquierda en la espalda, y lo mismo hizo María con sus manos en Pepe. Funcionó, porque al poco tiempo comenzaron a decir que estaban muy calientes, o sea que sí funcionaba la técnica. Pero seguramente tanto calor provocaba problemas, porque pronto ambos empezaron a jadear como los perros que tienen mucho calor.

    Fue entonces cuando descubrimos la causa del problema: ¡Pepe tenía un gusano en la mano! Seguramente lo había agarrado para que no se escapara. Cuando María lo vio se asustó mucho, sus ojos se agrandaron y dijo que era el más grande que jamás había visto. Pero supongo que a María le había gustado el gusano porque trató de darle besitos en la cabeza. Ella hizo un sonido raro y soltó al gusano, y entonces lo agarró con las dos manos para sujetarlo bien mientras el novio sacaba un globo de goma de una cajita y se lo puso en la cabeza al gusano. Supongo que el gusano había mordido a María. Ella se recostó y abrió las piernas en forma que pudiera aplicarle una llave de fuerza al gusano, como en la lucha libre, y Pepe le ayudó a presionar al gusano y se formó una pelea de los mil demonios. Pero el gusano no se rendía.

    María comenzó a brincar y a gritar como loca encima del gusano, tratando de aplastarlo. Por poco rompe el sillón. Después de un rato Pepe y María dejaron de moverse y dieron un suspiro, porque estaban cansados de esa gran batalla. El novio se levantó, estaban seguros de haber matado al gusano. Yo supe que el gusano estaba muerto porque colgaba inmóvil y aparte tenía algo blanco colgándole de la cabeza, como si fuera baba. María y Pepe se acariciaron para celebrar su victoria, pero el gusano no estaba muerto porque se volvió a levantar.

    María lo vio y lo atacó ayudada por Pepe en otra terrible pelea. Esta Vez María no se fue con chiquitas y directamente trat;o de matarlo a sentones en lugar de aplicarle las llaves de lucha, Pepe ayudaba poniéndose debajo y atrapando a María para que no se fuera a escapar volando porque el gusano parecía un resorte, y después de varios minutos de lucha lograron matarlo. Ésta vez sí estaba muerto, porque Pepe se fue al baño con el cadáver y lo aventó al baño. Luego recogieron su ropa y se cambiaron, felices de haber podido matar al gusano ése. Luego llegó la mamá de Lupita y les preguntó cómo les había ido, y dijeron que muy bien, que de maravilla, o sea que ya tenían experiencia matando gusanos.

    Definitivamente, matar al gusano es muy peligroso pero la satisfacción de un trabajo bien hecho es suficiente recompensa.

    Saludos cordiales.

    Quoth.

  3. Hola Paulinita!!!, este como te lo digo?? jejeje lo q pasa es hay veces q me das la buenas noches… y yo te los contesto, pero veo q no te llegan, no pienses q soy mal educado o grosero, lo q pasa es q no me tienes agregado, por eso no recibes mis updates, bueno solo pase a saludar y a reportar el problema.. jajaja ok Saludos!!!

  4. Lolita: sí yo pongo el auto, vamos! (y nos llevamos a la tejuinera de paso :P)

    Tejuinera: ¿matar al gusano?

    Quoth, ex V, definitivamente coincidimos en lo de las recompensas… peroooooooooo……… ah que caray :| (shock)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s