Heme aquí…

De nuevo me dio amnesia de blog… creo que es más un ciclo extraño. Hoy estoy cansada y tengo sueño. He de confesar que acabo de googlear a “alguien” y así en un proceso de asociación de palabras, terminé aquí, escribiendo.

Me han pasado cosas extrañas, que hacen que la imagen cotidiana de mi personita, sea muy distinta a lo que es en realidad.
Por ejemplo, está este “alguien” que es significativo emocional para mí. Debido a que la forma de la relación es no convencional, mis mecanismos de defensa (absurdos o no) se empeñan en mostrar una persona sarcástica y agresiva… cosa que no soy, bueno, sí, pero los que me conocen sabrán que sólo es así en apariencia.

Pero, estaba yo diciendo que, googleé a cierto personaje, y encontré lo que ya sabía, supongo que porque en verdad no hay más rastros de su presencia en la red… y pienso en cambio que yo, tengo pedazos de mi regados por todos lados, la pieza más grande es este blog, que si bien últimamente no ha sido alimentado periódicamente, debe tener unos 7 años de vida… Aún si ahora soy diferente a lo que fui, no dudo que los grandes rasgos de mi personalidad puedan ser diseccionados en estas páginas (y en twitter, y en flickr y en last.fm -aunque esas más bien están privadas y no públicas-).

Tengo tanto que contar… pero luego me da amnesia, y se me olvida lo mucho que me gusta venir aquí a escupir letras y emociones…