Eso, así.

Hace unas semanas leí “Cementerio de animales” de Stephen King. Pasando la mitad del libro, más bien alcanzando el segundo tercio, sucede una escena terrible, tan bien escrita que puedo recordar perfectamente la sensación de abandono y angustia que sentí al leerlo, y como estas emociones se desbordan, mientras que nace el impulso de lanzar el libro al fuego y al mismo tiempo no poder parar de leer.

Comencé a leer It (Eso) hace un rato,  y es como un déjà vu, sólo que no he pasado de la página 50. Que miedo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s