Cáscaras de naranja

Hoy es uno de esos recurrentes días en los que sólo puedo pensar en comida (en lo que ya comí, en lo que voy a comer, en lo que quisiera).

No son ni las 10 y ya terminé con todo lo que traje (y debía durar hasta las 2)

Supongo me llenaré de agua, y todo el día estaré yendo al baño.

Por otro lado y para no variar, las voces de mi cabeza preguntan constantemente ¿qué rayos estás haciendo con tu vida? Ojalá pudiera contestarles, ojalá.