Jack the ripper

Quisiera contarlo todo, con el más minúsculo detalle, para recordarlo en tiempos aciagos.

Siempre escojo las canciones que pongo aquí por lo que dicen, de alguna manera las letras ajenas comunican de otras maneras lo que siento. Esta canción de Moz no me gusta particularmente, sin embargo ha sido el soundtrack (live) de mi vorágine emocional. Ahora es referencia de los pequeños (o no tan pequeños) momentos en que me desprendo de todo, y vivo, siento y soy, solo soy yo sin miedo.

Y luego… pues nada, — inserte aquí el beso más épico que se pueda usted imaginar — nada y todo.

Crash into my arms
I want you
You don’t agree
But you don’t refuse
I know you
Oh…
Thank you.

Y aún no es primavera.