Un año más…

    mmmmmmmm… Mi post debería llamarse de alguna forma más original pero no. Es la última noche del año y me alegro. No por que el próximo me llene de ilusión, si no porque al fin termina este, tan largo, espinoso y al mismo tiempo tan lleno de cosas buenas y valiosas. Cambié de trabajo, a uno que me encanta aunque me exploten. Tomé muchas fotos aunque no las haya hecho públicas (propósito cumplido). Amé con todo mi corazón -aún sí las cosas no fueron como esperaba estuvo padre-. Tejí mucho, leí más que en el 2007 y espero que menos que en el 2009. Pasé unas tardes increibles en cierto estudio con cierta mija que adoro. Perdí el coche y lo recuperé la mismísima noche en que Sach fumó de la verde y no se acuerda. Lloré mucho, pero no más de lo necesario. Choqué, fui a muchas fiestas, un-a-alguien valiosa me retiró el habla el primero de agosto. Vi a mi amado Andrés, me reencontrécpn Juan. Me robaron mi ipod, ahorré y compré otro. Perdí mi virginidad crediticia. Di el enganche de mi casita. Tengo salud y trabajo. Sé que me leen. Sepan que los quiero. Feliz fin 2008. Enhorabuena 2009.

    Si hay cosas mal escritas, culpen al touch.

101 cosas (II)

  1. reprobè dos veces el exàmen de manejo, hasta la tercera obtuve mi licencia
  2. tuve entre los dos incisivos frontales superiores, un diente extra…
  3. mi primer beso francès fue en la prepa a los 15, afuera del laboratorio de biologìa y antes de un exàmen de historia…
  4. el dìa que cumplì un año de edad, la sola canciòn que se escuchò en la tornamesa fue “osito panda” de Yuri
  5. el único extraordinario de mi vida, fue de matemáticas en 1° de prepa.
  6. hasta hace poco no usaba calcetines
  7. el primer gran concierto de mi vida fue del Gran Silencio…
  8. al día de hoy he asistido a terapia con 5 psicólogos distintos
  9. no me gusta la cebolla cruda
  10. soy blogger desde el 2003
  11. en este momento me encuentro un poco triste
  12. tengo la colección completa de mangas de Candy-Candy
  13. en la prepa me llamaban “Sailor Hippie Moon”
  14.  cuando era niña, me escondían los librs porque no hacía más que leer
  15. una vez me mordió un tigre en una sesión fotográfica… lamentablemente la cicatriz desapareció y no la puedo presumir.

101 cosas…

  1. Soy tauro, y encajo perfecto en el perfil.
  2. Amo el helado con coca-cola-light
  3. Estoy enamorada de mi perro
  4. Antes de estudiar diseño estudié una carrera técnica en citología e histología
  5. Tengo una fijación con los estampados de leopardo
  6. Me gustan las cumbias
  7. Detesto la pepsi
  8. Soy muy cariñosa
  9. Mi color favorito es el morado
  10. Me gusta fantasear con gente que no conozco…
  11. Soy fan from hell de Heroes y Grey´s Anatomy
  12. Mi infancia temprana transcurrió entre canciones de Mocedades, Abba y Mireille Mathieu (tal vez gracias a eso soy trilingüe)
  13. Hablo francés desde los 5 años y una sola vez he estado en Francia.
  14. tengo tres piercings aparte de los dos que me hicieron al nacer
  15. de no ser diseñadora me gustaría ser  cantante… o chef…

continuará…

Soy la mayor de tres hermanos, mi hermana es 11 meses más chica, y mi hermano tiene 16.

Nunca desarrolle ninguna concepción, ni tomé partido acerca del dicho de “virgen hasta el matrimonio” aunque nunca me lo trague por completo.

Recuerdo algunas noches, en que mi hermana y yo no podíamos dormir, platicábamos de que tan bueno o malo sería el sexo premarital, y a veces yo tomaba una postura, y a la siguiente vez tomaba la otra.
Es curioso, tal vez por ser la mayor siempre he sido más recatada o al menos, más cuidadosa con la imagen que los adultos tienen de mí.  Supongo que fue por eso, que espere a que mi hermana se desvirgara para hacerlo yo, es bastante precoz.

Era agosto y hacia calor, eran mis últimas vacaciones como universitaria, y después de una borrachera de tres días (hartas drogas y rock), logré escabullirme a la cama con mi entonces no novio.
Ya tenía yo rato de venir insistiendo en aumentar la candencia de nuestros encuentros, pero el siempre reunía… siempre insistió en que la virginidad era algo único.

Ese jueves, me preguntó “¿Estás segura?” a lo que contesté entusiasmada (mucho) “venga, dale”…y así fue como pasó…