desde la cueva…


He decidido no enojarme. No es lo mío mantenerme indiferente a mis emociones, pero creo que no vale la pena. Son justo las pequeñas cosas las que me vuelven neurótica, las cosas buenas que parecen malas, las buenas intenciones que se quedan en el camino, las promesas mentirosas, las ilusiones desteñidas.

Heme aquí, insultada en mi inteligencia, mucha o poca, pero insultada. Insultada, usada, descuidada de mi misma, perdida, abandonada: rota. Aprieto las muelas y rechino los dientes; y estoy enojada muy enojada, pero elijo ser indiferente. Hoy es uno de “esos” días en que lo mejor es apagar el celular y ponerse a hibernar.

____________

Edit: El post anterior, contenía dos faltas de ortografía que ya han sido corregidas. (Creo que sí estaba muy enojada, tanto que no las noté hasta hoy). Saludos.

Cuando te conocí…

ya no salía con el primero que me había abandonado…

Ahora sí, ya soy una canción de Andrés. Por hoy no quiero saber más, sólo déjenme dormir. Hoy ya no quiero saber nada.

“vivir así no es vivír
esperando y esperando
porque vivir es jugar
y yo quiero seguir jugando”

Andrés Calamaro/Paloma

el touch

El robo (sí, lo llamaré robo) de mi ipod en la twitt-gdl me dejó descorazonada, tanto que abandoné la plataforma. No quisiera ahondar en el asunto, así que sólo diré que aunque estuviéramos borrachos, robar no está chido y menos robar a tus amigos (ja, casi un mes después, pero lo dije).

acariciando una fantasía tortuosa…

Me gusta pensar que soy una mala mujer que quiere ser santa. Me gusta soñar que soy una buena mujer que anhela la perdición.

No soy ni uno ni lo otro, sólo soy, pero qué difícil es ser.

Escribo durante la última hora que me queda en el CUCS y esto debe parecerse mucho a la última noche en casa de tus padres antes de emanciparte. Aquí se conocieron mis padres y prácticamente nací aquí, casi, podría jurar que, si no concebida, fui planeada en alguno de los pasillos, corredores o jardines.  He recorrido sola y acompañada cada rincón de este lugar y he aprendido gran parte de lo que soy en estas paredes. Cuanta pinche nostalgia, cuanta emoción…

Pasaré de forma abrupta a otro tema el que me mantiene cuerda: habemus Calamaro… y no me importa que sea en otro lugar lejano del país. Y no me importa no tener boletos de la fila AA o BB y en vez de eso tener boletos de la G, no me importa, ahí estaré si llego viva  y lo disfrutaré y lloraré de felicidad y emoción.

N0o quiero flagelarme más, aún si me cuesta evitarlo. Suficiente tengo con la tortura psicológica y todas las patologías extrañas que siento en mi mente/corazón “¿Porqué no hago las cosas bien? ¿Que hay de malo en mí? ¿Qué estoy haciendo mal? ¿Quién diablos dice que las haces mal? ¿Qué tengo que hacer?, como para aparte andarlo gritando al viento, estoy harta de ser auto-contemplativa, estoy harta de ser “en función de…” a la chingada con el relativismo.

A lo mejor no soy y apenas empiezo a ser ¿Y qué?

Sleepless

“Come with me
My love
To the sea
The sea of love”

A veces no puedo dormir y pienso. En ti, en mí. En lo que es y en lo que puede ser, aún si no tienes nombre, o si lo conozco y no lo sé. A veces pienso, cuando no puedo dormir.

“And who by fire, who by water,
who in the sunshine, who in the night time,
who by high ordeal, who by common trial,
who in your merry merry month of may,
who by very slow decay,
and who shall I say is calling?